Cómo restaurar sillas de madera

Arreglar sillas sueltas

Restaurar sillas es siempre un trabajo difícil que requiere amplia experiencia. Dentro de las restauraciones de muebles de madera las sillas son las que suelen estar en peor estado de inicio. Esto es debido a que este mueble soporta grandes esfuerzos en pocos puntos de apoyo y para estar seguro de hacer un buen trabajo se debe de desarmar toda la silla para reformarla y una vez montada de nuevo esté firme y sólida.

Este proceso consiste en mantener la personalidad y el aspecto original del mueble, devolviéndole a la madera todo su esplendor a través de un trabajo manual apropiado para cada tipo de silla según su estilo y época de elaboración.

Por qué restaurar una silla

Restaurar sillas es siempre un trabajo difícil que requiere amplia experiencia. Este tipo de mueble soporta grandes esfuerzos en pocos puntos de apoyo y para estar seguro de hacer un buen trabajo se debe de desarmar toda la silla para reformarla y una vez montada de nuevo esté firme y sólida.

Restaurar sillas antiguas

Este proceso consiste en mantener la personalidad y el aspecto original del mueble, devolviéndole a la madera todo su esplendor a través de un trabajo manual apropiado para cada tipo de silla según su estilo y época de elaboración.

Las sillas es uno de los muebles que más sufren en el día a día puesto que tienen que soportar el peso, movimientos y golpes rutinarios. Al tratarse de sillas antiguas con mucho uso tendremos que extremar la precaución y revisar antes de comenzar que el estado de la madera es el idóneo y cuenta con todas sus partes. Al mismo tiempo revisaremos las juntas para posteriormente reforzarlas.

Pasos para restaurar sillas de madera fácilmente

Todos sabemos la experiencia de los clavos en una silla que crepitan y rajan con cada movimiento que usted hace. Tal vez usted incluso empuje continuamente las sillas después de que una persona se sienta. Vamos a cuidar eso antes de que alguien se lastime.

Aplicación de cola

Si la silla sólo tiene una junta suelta y la espiga está completamente fuera de la muesca, es tan fácil como la aplicar cola y fijarla de nuevo en su lugar. ¿Y si no está completamente fuera? En ese caso, una jeringa de alta presión puede ser un salvavidas. Taladre un agujero de 1/16″ debajo de la junta en ángulo para que entre en la muesca. Entonces diluya un poco de la cola en agua caliente, llene la jeringa e introduzca el pegamento en el agujero. Con el fin de mover el pegamento alrededor de la espiga, tire de la espiga hacia afuera tanto como sea posible, hasta que vea que el pegamento que se escapa de la muesca por todos los bordes. Sujételo con las abrazaderas durante toda la noche y estará listo.

Reparación de las juntas 

En este caso es mejor (y más eficiente) desmontar y ajustar. Antes de comenzar el desensamblaje, asegúrese de examinar todas las juntas para verificar que nadie haya clavado las juntas. Si lo hicieron, puede utilizar otro clavo para hacer retroceder al otro clavo o cavar alrededor de la cabeza de este con el fin de obtener agarre en él para sacarlo.

Empiece por etiquetar cada junta con una cinta de pintor azul. Ponga la misma letra o número en la muesca y en el lado de la espiga de la junta. Una vez que cada junta individual esté etiquetada, puede empezar a separar cuidadosamente las juntas. Las abrazaderas se pueden invertir para que se conviertan en esparcidores. Puede utilizar los esparcidores para aplicar una presión suave y constante. Asegúrese de que se esté presionando en ambos lados y no en sólo una junta a la vez.

Si las juntas no se están aflojando con la presión, trate de usar su mazo de goma para darle un golpe suave. Esta sacudida controlada puede causar la fractura del pegamento, liberando con éxito la espiga. Si esto no funciona, utilice su jeringa médica para inyectar una pequeña cantidad de agua tibia en la junta. Permita que el agua se filtre hacia debajo de la muesca, limpie cualquier líquido en el acabado. Después de permitir que se asiente unos minutos, el pegamento comenzará a suavizar, por lo que es más fácil de separar. Cualquier junta que no esté suelta en absoluto, incluso después de unos golpecitos del mazo debe dejarse así. No se debe arreglar lo que no está roto.

Una vez que todos los componentes están desmontados, lije cualquier grupo de pegamento endurecido fuera de las espigas con una lima fina o con papel de lija de 80 granos. El objetivo es eliminar el pegamento sin desgastar la madera. No quite la madera de las espigas. ¡Eso haría que tu junta se soltase incluso después de que esté pegada!

Sujetar firmemente la silla

Cuando se limpian todas las juntas, es importante hacer una prueba de montaje. Dejar “secar con las abrazaderas” es crítico, no sólo para entender el flujo lógico de ensamblaje, sino también porque te muestra si habrá algún problema para volver a montar las espigas. A veces, un poco de pegamento puede retenerte. Poner de nuevo todas las piezas juntas y aplicar presión de sujeción como si los ensamblara realmente. Una vez que esté satisfecho de que sabe cómo debe ensamblarse, desmontarse y obtener el pegamento.

Pegado de las diferentes partes

A la cola debe darle de 20-30 minutos de tiempo antes de que comience a pegar. Aplique el pegamento a la espiga y la muesca, extendiéndola a los alrededores para asi tener una cobertura uniforme. Montar toda la silla y sujetarla firmemente sobre una superficie plana. Tenga cuidado de no exagerar aquí con la presión de sujeción. Es posible deformar el marco si no se es cuidadoso.

Usted debe ver una cantidad minúscula de pegamento que salga fuera de las juntas. Así es como sabe que usó la cantidad correcta. Usted puede limpiar el pegamento mientras todavía está líquido con un trapo con agua caliente que este húmedo. Déjelo sujetado durante la noche y estará listo. 

Pintar la silla de madera

Restauracion-de-silla-de-madera-antes-y-después

Una vez hemos arreglado la estructura, las juntas y la silla vuelve a ser sólida y firme, ahora podemos darle el acabado final con una mano de pintura. Para ello recomendamos leer el artículo de cómo pintar muebles de madera en donde veréis paso a paso como conseguir el mejor acabado.

¡Su silla tiene nueva vida!

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] caso muy común es las pequeñas restauraciones de sillas. Esto se debe a que es uno de los muebles que más uso le damos puesto que nos sentamos todos los […]

Los comentarios están desactivados.