Como restaurar un armario

Ya sean heredados o comprados, restaurar un armario antiguo es una excelente decisión positiva para cualquier hogar. Sin embargo, la mayoría sufren de mucho desgaste por el uso durante el paso de los años y necesitan un tipo de restauración profunda para recuperar su aspecto original.

El proceso para restaurar un armario guardarropa varía según la condición y la complejidad del mueble. La restauración de este tipo de muebles, requiere un enfoque escrupuloso y reflexivo, ya que su nueva apariencia debe estar en armonía con el interior del hogar.

Con tiempo suficiente y las herramientas adecuadas podréis llevar a cabo reparaciones simples sobre el mismo, pero la restauración de un armario antiguo de madera también se puede convertir en una labor compleja debido a su tamaño. Si se trata de un armario muy antiguo y de gran tamaño es mejor solicitar un servicio profesional que cuente con herramientas y productos específicos, y sobre todo, con un taller de restauración de gran tamaño.

Limpieza primera del armario antiguo

Debido a los años que lleva en uso un armario antiguo probablemente acumule una capa de suciedad y mugre. La limpieza a fondo debe ser el primer paso del proceso de restauración. Si la pieza no presenta daños, la limpieza del mueble de madera puede ser todo lo que necesita. Además en este paso podremos descubrir otros daños que pueden no haber sido visibles en el primer examen.

Para limpiarlo use jabón a base de vegetales y agua tibia aplicada con un paño suave. Un cepillo de dientes ayuda a alcanzar esquinas interiores y tallados profundos, mientras que una espiga de madera afilada ayuda a desenterrar la suciedad.

Evite limpiar las áreas doradas (si las hay) con este método, y en su lugar desempólvelas con un cepillo suave. Para asegurarse de que el jabón no dañe el acabado, pruébelo primero en un área pequeña no visible (la parte trasera).

Si elimina la laca, continúe con un limpiador a base de solvente. Esto evitará hinchar la madera, además los alcoholes minerales eliminan la acumulación de cera. Para cera difícil de quitar, lije suavemente con el mejor grado de lana de acero disponible para evitar arruinar el acabado.

Pasos para restaurar un armario

Para conseguir el mejor resultado lo mejor es realizar una reforma integral de la pieza. Seguiremos los habituales pasos de restauración:

  • Consolidar la estructura para que ésta se quede lo más firme posible.
  • Eliminar la pintura o barniz existente usando nuestro decapador.
  • Reparar roturas o arañazos
  • Restaurar piezas rotas o perdidas.

En el caso del armario, la restauración debe de centrarse en fortalecer todos los puntos de apoyo al tratarse de un mueble que deberá de soportar cierto peso durante largo tiempo. Dependiendo del estado en el que se encuentre la madera, habrá que utilizar métodos más conservadores como barnizados, mientras que si el deterioro es mayor, se utilizan ceras naturales, decapado y lijado.

Reemplazar partes rotas del armario

Los armarios antiguos pueden llegar a tener hasta más de un siglo de antigüedad y algunas partes, como las patas, pueden dañarse o romperse irreparablemente. En tales casos, los restauradores pueden encontrar un reemplazo exacto o hacer uno específico.

Dado que encontrar la pieza exacta es difícil, hacer una réplica es más común. Aunque se puede usar cualquier madera para la réplica y que coincida a la perfección con el armario antiguo, encontrar la madera que coincida con la original incrementará el valor de la pieza. Las maderas más comunes usadas en estas piezas son maderas duras, incluyendo caoba, roble, pino, nogal y arce.

Recuperar el aspecto original

Incluso si el acabado de un armario está intacto, puede verse opaco y sin vida después de la limpieza. En este caso, encerarlo con cera en pasta revive la superficie. En la mayoría de los casos, los propietarios pueden retocar defectos menores. Estos incluyen áreas pequeñas de acabado desgastado, arañazos, rasguños y anillos blancos o lechosos.

Sin embargo, si el acabado se desprende se agrieta o se vuelve pegajoso después de la limpieza, es necesario volver a barnizar. También es una buena opción para un acabado manchado o uno que se ha oscurecido. Aplicar un acabado moderno después de pelar el anterior es una forma efectiva de restaurar el exterior de un armario. Sin embargo, algunos restauradores dan el paso adicional de usar acabados que coincidan con los utilizados originalmente.

Como pintar un armario de madera

Si una vez hemos terminado el proceso de limpiado, reparación de arañazos, arreglo de cajones etc y tenemos el armario terminado podremos empezar a pintarlo. Para ello os recomendamos leer nuestra guía para aprender a pintar muebles.

 

Restablecer la contraseña