fbpx

Cómo Pintar un Mueble de Melamina

Los muebles de melamina son posiblemente, uno de los más comunes en la actualidad. Uno de los factores es los procesos de producción de los mismos y los menores costes que los muebles de madera.

Sin embargo, muchas veces nos surgen dudas de cómo pintarlos y si es el mismo proceso que cuando queremos pintar muebles de madera.

¿Qué es la melamina?

Cuando se habla de melamina parece que es un tipo de mueble, aunque la realidad es un tipo de material compuesto por resinas que se emplea para revestir los muebles.

Se caracteriza por ser dura y resistente al calor dando un un recubrimiento eficaz que va pegado sobre el aglomerado.

En su origen era un material muy limitado y de mala calidad, pero gracias al desarrollo y la innovación, ha mejorado y aporta numerosas ventajas. Destaca por su resistencia (humedad, rayado, aislante térmico, agentes químicos…) y además fáciles de limpiar.

Los 3 pasos para pintar un mueble de melamina

Para pintar un mueble de melamina primero debemos empezar asegurándonos que el mueble no cuenta con una superficie porosa para que cualquier pintura que usemos sea repelida. 

Primer paso: desmontaje y arreglo

Para poder pintar, primero debemos retirar los herrajes, bisagras, tornillos o bisagrsa (con cuidado de no perderlos). Toda superficie que se quiera pintar debe estar limpia de grasa y suciedad, también es buen momento para arreglar defectos del mueble lijando o tapando con masilla.

Segundo paso: lijado e imprimación

Lijar el mueble para eliminar el acabado brillante o satinado, aplicar una imprimación selladora al agua o sintética, como no es un material poroso, esto ayuda a que la pintura se adhiera mejor.

Tercer paso: pintura con rodillo

Sólo cuando tengamos la superficie imprimada podremos darle color. Para ello recomendamos el uso de un rodillo ya que notarás como la superficie queda mucho más lisa que si utilizamos una brocha. Sin embargo, si lo que quieres es darle irregularidad entonces usa la brocha 🙂

Si usas un esmalte al agua podrás pintar dentro de casa debido a que no es tóxico y resiste igual, no es recomendable usar pinturas de metales ni de pared, con un par de manos de pintura conseguirás el color deseado y una vez que se ha secado ya podemos disfrutar de nuestro mueble nuevo.

Puedes ver los tipos de pintura que hay aquí.

Si te ha gustado el resultado no olvides darle a compartir! 

Restablecer la contraseña