Cómo limpiar y mantener los muebles de exterior

muebles de exterior

Los muebles de exterior son los que más daños reciben al estar en la intemperie. Es normal que los meses de verano, especialmente los meses de julio y agosto se coloque en el patio muebles que poco a poco vemos cómo se van deteriorando.

Si ha habido algunas fuertes tormentas durante la primera mitad del verano se puede decir que la tapicería de sus muebles necesitarán una limpieza profunda. O tal vez es el final del verano y está tratando de limpiar sus muebles antes de guardarlos para el invierno. De cualquier manera, siempre queremos tener los muebles de exterior en el mejor estado posible.

Limpieza y mantenimiento de los muebles del exterior

Los muebles de exterior cuando están limpios ayudan a que todo luzca más fresco y como nuevo. Por ello os dejamos estos consejos rápidos que darán a los muebles de exterior algo de energía en su paso.

Cojines de exterior

La limpieza de los cojines para exteriores es relativamente fácil con la ayuda de una solución casera simple. En una botella  combine una cucharada de bórax, una cucharadita de detergente y un litro de agua. Rocíe la solución en ambos lados de los cojines y déjelos reposar durante 15 minutos. Lave los productos químicos con una manguera que tenga una fuerte presión de agua. Una vez que esté casi seco, rocíe con un protector de tela. Entre las limpiezas, los cojines se pueden cepillar, sacudir o aspirar para eliminar la suciedad o la acumulación de polvo.

Probablemente tengas bastante curiosidad por saber qué es Borax en este momento. En realidad, es un producto de limpieza extremadamente versátil que se puede utilizar para diferentes propósitos en la casa. Además de limpiar los cojines de los asientos, puede ayudar a destapar los desagües, eliminar las manchas de orina, hacer que la ropa sea ignífuga y eliminar las malas hierbas.

Asientos de lona


Si los asientos tienen una funda que se puede quitar es aún más fácil: ¡se puede lavar en la lavadora! Asegúrese de verificar la etiqueta para saber cómo debe lavarse (temperatura del agua, etc.). Si eliminó la etiqueta por apariencia, una buena regla empírica es lavarla en el ciclo suave con un detergente suave. Una vez que se haya lavado, vuelva a colocarlo en el mueble mientras todavía esté húmedo, de modo que conserve su forma original.

En caso de que la funda no pueda quitarse  utilice jabón al igual que los cojines. Después de frotar un poco de jabón en las cerdas del cepillo, frote la pieza. Como esto es jabón, simplemente necesita ser lavado con agua. Al igual que con los cojines, recomendamos rociar el lienzo con un protector de tela una vez que esté limpio. Las manchas que queden visibles trátelas con un componente de mayor fuerza y un eliminador de olores, especialmente al final de la temporada.

Después de una tormenta de verano, asegúrese de girar los cojines hacia los lados para acelerar el proceso de secado. Esto ayudará a evitar que el moho crezca en las áreas de los cojines que no reciben aire fresco. ¡Al girar un cojín el aire fresco seca cada parte de la tela y evitará moho y hongos!

Muebles de exterior en madera

Como hemos mencionado los muebles de exterior sufren muchísimo más que los que guardamos en el interior de la casa. Para los que estén hechos de madera y hayan sufrido mucho desgaste, os recomendamos seguir el artículo que publicamos de cómo restaurar muebles de madera puesto que el proceso será similar. Por otro lado si el daño es menor y sólo necesitan algo de mantenimiento os recomendamos este otro artículo de mantenimiento de muebles de madera.