4 Ideas para ordenar tu armario

¿Dispones de poco espacio en casa? ¡Las cosas ordenadas siempre ocupan menos! Y lo mismo pasa con la ropa blanca. Si lo ordenas bien, te cabrá el doble y evitarás que las sábanas y manteles se arruguen y estropeen. ¡Manos a la obra!

Ventajas de ordenar el armario

Lo primero es revisar que tienes de cada cosa. ¿lo ideal? Un par de juegos de sábanas y de toallas por persona, dos mantelerías de diario y otras dos de fiesta.

Decide que irá en cada balda ¿nuestro consejo? Coloca la ropa que más uses a una altura cómoda para ti y agrupada por tipos: Sábanas, toallas, manteles…

El truco para tener organizada la ropa blanca está en la forma en que las dobles y apiles para que quede recta y a la vista.

Nunca la guardes muy apretada porque puede arrugarse; y recuerda que planchada ocuparán menos y mantendrá su aroma más tiempo.

Por último, perfuma con saquitos aromáticos; la lavanda es una buena opción y protege de las polillas.

1. Toallas dobladas y en rollo.

Agrupadas por tamaños. Las toallas hay que doblarlas bien, son de lo que más ocupa. Si van a ir en una balda, nosotros lo hacemos así para que queden más estrechas: Dobla la toalla en 3 a lo largo, coge el extremo corto, dobla por la mitad y haz otro doblez.

Luego guardarás apiladas y con los extremos de frente; aprovecharás el fondo del armario y ocupadas menos horizontalmente. Me puedes meterlas en cestos, en vertical.

2. Manteles y servilletas, juntos.

Las mantelerías, guárdalas en vertical solapando unas con otras para verlas todas de un solo vistazo. Las servilletas se pueden guardar encima apiladas por juegos, puedes sujetarlas con un cordel o una cinta para sacar las todas a la vez, o bien en una caja.

3. Las sábanas, apiladas.

Las sábanas, dobladas en tercios y guardando los juegos juntos (te lo enseñamos paso a paso más adelante). Te será más fácil sacarlas y encontrar todas las piezas si están todas reunidas.

4. Edredones, doblados en tres.

Dóblalos en tres partes mientras vas apretando para sacar el aire y reducir su volumen. Y sujétalos con cordeles o cintas.

Doblar las sábanas paso a paso

  • Dobla la sábana superior. Para ello, haz un rectángulo a lo largo doblando la por la mitad sobre sí misma.
  • Pon la bajera dentro. Antes, está metiendo las esquinas en otras, por la mitad y en 3 para hacer un cuadrado.
  • Mete las fundas. Sitúa las fundas de la almohada sobre la sábana encimera, una sobre la otra y ya dobladas.
  • Haz un paquete. Dobla la sábana bajera 3 veces sobre sí mismo y deja la parte lisa delante en el armario.