Decapante, todo lo que necesitas saber

Si alguna vez has pensado en usar decapante y pintar un mueble antiguo que heredaste de un ser querido, o que acabas de rescatar de un contenedor de basura, este artículo es para ti!
El decapado de muebles es un proyecto de bricolaje fácil y muy satisfactorio. También es una manera económica de poder aprovechar tus muebles actuales sin tener que comprar unos nuevos.

Como alternativa también puedes usar un decapador y con un poco de paciencia podrás quitar fácilmente la pintura vieja u otro acabado y dar a tus muebles una nueva vida.

Elije el decapante adecuado

La mayoría de los productos de decapado funcionan bien en casi cualquier tipo de material. El decapante es el producto químico, por lo que cuando estés comprando uno ten en cuenta dos factores: la velocidad de actuación y los componentes nocivos que contenga .

Ten precaución a la hora de elegir puesto que algunos decapantes “seguros” contienen químicos peligrosos si los tocas con las manos desnudas o inhalas los vapores. Lee bien toda la información ya que podrás ver la información sobre los productos químicos que contiene y las precauciones de seguridad que debe tomar.

Use el decapante con las máximas precauciones

La mayoría de los productos de decapado requieren el uso de protección ocular, cutánea y pulmonar.

  • Use gafas protectoras a prueba de salpicaduras.
  • Vista ropa que cubra totalmente el cuerpo, por tanto lleva pantalones y manga larga.
  • Usa guantes resistentes a los productos químicos.
  • Ponte un respirador con cartuchos de vapor orgánico.
  • Mantenga un cubo de agua con trapos a mano para limpiar el decapante que caiga en alguna otra superficie.
  • Realiza el decapado en el exterior si es posible. Si debe trabaja en interiores abra todas las ventanas y puertas que pueda para mejorar la ventilación.

Tres tipos de decapante

En el mercado encontramos principalmente 4 tipos de decapante. Los más importantes son:

Cloruro de metileno

Los restauradores de muebles eligen el decapante de cloruro de metileno porque es rápido y funciona bastante bien. ¡Pero es algo desagradable! Puede quemar su piel, huele mal y los humos pueden causar problemas de salud. Asegúrese de usarlo afuera o en un área bien ventilada como hemos mencionado, cubre la piel expuesta y usa un respirador y gafas protectoras.

Compre el tipo “pasta” o “semi-pasta”; se pega a las superficies verticales y no se desplaza de los bordes evitando derrame.

NMP o n-metilpirrolidona (Citri-strip)

Hay decapantes menos dañinos como Citri-strip que contienen un químico llamado n-metilpirrolidona (NMP). Hacen un gran trabajo de eliminar la pintura y barnices pero trabajan un poco más lento que los decapantes a base de cloruro de metileno.

Huelen bien, como los cítricos, pero eso no significa que los humos sean seguros. Use un respirador y protección ocular y trabaje en un área bien ventilada. También cubra cualquier piel expuesta.

Decapante a base de agua

Existen otros modelos de decapante que no tienen humos fuertes y no queman la piel. La mala noticia es que puede tomar hasta 24 horas para hacer efecto.

Decapantes como este que contienen agua pueden no llegar a ser tan efectivos y podría necesitar un lijado posterior. Usa guantes en todo momento si tienes piel sensible.

Herramientas para usar el decapante

Como hemos mencionado necesitaremos herramientas para el trabajo y también para mantener la seguridad y protección en todo momento.

Decapar mueble

Recipiente metálico

Debido a que algunos decapantes dañan el plástico, los fabricantes recomiendan verter sus productos en un recipiente metálico. Use una bandeja de aluminio, una lata de pintura o una lata de café vieja.

Cepillo desechable

Use un cepillo desechable o un pincel viejo que no le importe. Cuando termines, deja que el cepillo se seque completamente y tíralo a la basura.

Rascadores o espátulas para muebles

Use una espátula para retirar la pintura una vez que el decapante lo haya ablandado. Asegúrese de redondear las esquinas de la espátula con una lima o un molinillo eléctrico para evitar que la madera se rasgue. La madera contrachapada con las esquinas redondeadas también es una buena herramienta de raspado.

Utilice estropajos de plástico para eliminar suavemente los restos del decapante y los residuos después del raspado. Evite el uso de lana de acero, especialmente con decapantes a base de agua, ya que puede dejar marcas de óxido.

Cepillo de latón

Un cepillo de latón tiene cerdas suaves y es menos probable que dañe la madera. Utilícelo para eliminar el acabado y piezas torneadas como las patas de las sillas. También puede utilizarlo (o lijar finamente) para marcar suavemente la superficie de los acabados duros para que el decapante penetre mejor. Las púas dentales son ideales para remover el acabado de pequeñas grietas.

Restablecer la contraseña