Cómo restaurar muebles de cocina

Los muebles de cocina que se restauran cuidadosamente pueden terminar como nuevos si eliminamos todos los signos de daño. Es mejor restaurar los muebles de la cocina ya que normalmente se hace en un tiempo menor al que se necesitaría si los reemplazara. Su proceso debido a la ubicación suele ser más complicada que la de una restauración de una silla o mesa.

Reparaciones de muebles de cocina inferiores

Echa un vistazo a este mueble dañado por el agua que pudimos traer a su antigua condición.

Es evidente el daño hecho por el agua al panel lateral. El acabado del enchapado de la madera coincide exactamente con el color y el brillo de los muebles existentes. Para este reparación lo mejor es instalar un enchapado nuevo y con las mismas medidas y realizar un buen trabajo de pintura sobre madera.

Fabricación de muebles nuevos

A veces es mejor fabricar los muebles más dañados de la cocina. Para ello se quitan cuidadosamente evitando al máximo posible los daños en la habitación. Se quitan los marcos frontales existentes. Se fabrica una caja nueva para que coincida exactamente con el tamaño y los componentes de la pieza dañada.

El marco frontal original y el soporte físico se reinstalan. El marco frontal y los cajones existentes se instalan en la nueva caja. El mueble nuevo será reinstalado cuidadosamente en la cocina.

Restauraciones hechas en la misma cocina

A veces, las reparaciones pueden tener lugar en el sitio debido a que encontramos tuverías o componentes arquitectónicos que no pueden ser eliminados. En muchas ocasiones es suficiente con reparar los arañazos del mueble pero en otras ocasiones tendremos que sustituirlo totalmente.

Para ello los soportes nuevos y las secciones de la base se fabrican e instalan sin la necesidad de quitar todas las tuberías. Para ello necesitaremos trabajar la pieza que queramos restaurar en el mismo sitio ayudándonos de trozos de madera y de la experiencia de un buen carpintero o ebanista.

Restauración de los muebles dañados por el fuego

Los muebles que hayan sido dañados por fuego también pueden ser restaurados. Las puertas y los marcos frontales carbonizados son típicos de un incendio ocasionado por accidente o al cocinar alguna cosa en la sartén. Dependiendo del tipo de daño el mueble puede ser mejor repararlo o o reconstruirlo.

La parte más complicada es la madera y su tonalidad. Tendremos que buscar para que coincidan con el color y el brillo exacto de los muebles existentes. Para ello elija bien el tipos de pintura para madera y el color deseado.

Para restaurar estos muebles que han sido atacados por el fuego recomendamos leer la guía de cómo restaurar muebles de madera.

Una vez terminado el trabajo de restauración recomendamos un seguimiento continuado para mantener limpios los muebles de madera.