fbpx

Como oxidar metal

El oxidar metal puede servirnos como un elemento decorativo que causa gran impacto en diferentes piezas así como en gran variedad de muebles. La combinación de metal y madera en los muebles logra resaltar la belleza de los mismos y marcar un estilo característico.

Los muebles de metal oxidado le dan un toque de gran elegancia a la decoración debido a que logran imponer un estilo único y diferente. Los muebles antiguos representan una pieza de un valor indiscutible para un decorador profesional y gracias a esta técnica podrás jugar con el óxido de los muebles y combinarlos con elegantes telas realzando su belleza original.

El óxido como un elemento de decoración de muebles

El oxidar metal de manera intencional puede hacerse con la intención de restaurar muebles y convertirlos en verdaderas antigüedades. Existe diversidad de técnicas que nos enseñan a detener el óxido en los muebles antiguos y restaurarlos de forma llamativa. El color de cada una de las piezas que obtendremos en la oxidación intencionada dependerá del material original de cada pieza así como la intensidad del calor que se le aplique.

 

Pasos para oxidar el metal

Para oxidar el metal podemos comenzar con cualquier tipo de objeto decorativo como un pequeño cubo de metal. Veamos los pasos básicos para conseguir el óxido en la pieza:

  • Lijar el metal para poder eliminar la primera capa protectora que posee el cubo metálico. En algunos casos el tiempo se ha encargado de eliminar el brillo original de la pieza y quitar esa primera capa. Sin embargo es importante resaltar que de igual manera es necesario ligar todo el metal que recubre la pieza para asegurarnos que quede por completo sin esta primera capa. Lo más usual es que se convierta en un cubo gris opaco.
  • Se debe mezclar en agua caliente el vinagre de sal con elementos químicos como el nitrato o el sulfato de cobre.
  • Se debe aplicar esta mezcla directamente sobre el cubo con una brocha de forma uniforme. Esta debe estar bien empapada con esta mezcla para conseguir de manera armoniosa el efecto deseado.
  • Luego debemos aplicar un calor intenso con una pistola de aire caliente. Es importante resaltar que la aplicación del calor de esta pistola especializada es diferente al calor que puede irradiar un secador de pelo. Una vez que el objeto este seco se neutraliza con alcohol.
  • Dos semanas después se procede a barnizarlo o encerarlo y ya tenemos nuestra pieza con efecto de óxido y preparada para decorar cualquier parte de tu hogar.

 

Restablecer la contraseña