Como imprimar madera

Dentro de un proceso habitual de restauración es necesario trabajar la imprimación en la madera a trabajar. Este proceso nos asegurará un mejor resultado final e incrementado notablemente la conservación final del mueble.

Qué es la imprimación

La imprimación de madera es un recubrimiento previo que se le aplica a este material para facilitar la adhesión de la pintura. Además actúa como una barrera frente a la corrosión y humedad al tener un efecto sellante y tapaporos lo que permite además ahorrar pintura.

En términos simples esta técnica ayuda a que la pintura se adhiera mejor a la madera, reduciendo las posibilidades de que se pele y da un mejor acabado a la superficie pintada, logrando un color y brillo más uniforme.

¿Suena complicado? Pues es tan sencillo que en este artículo te enseñaremos a hacerlo.

Pasos para conseguir la mejor imprimación en la madera

Ya establecimos que su función principal es cerrar el poro de la madera y crear una superficie adherente para la pintura que va a recibir, así que antes de aplicar la imprimación debemos eliminar las impurezas de la madera, decaparla si es necesario y asegurarnos de que la superficie esté completamente limpia, esto asegurará un buen agarre de cualquier tipo de pintura y acabado, lo que es el objetivo de esta técnica, además de permitir que la madera transpire y elimine la humedad, bloqueando la subida de taninos y resinas.

Ahora bien ¿cómo preparamos nuestra propia agua-cola para la imprimación de madera? Los elementos que necesitarás son: un recipiente de cristal, pega blanca de carpintero, agua natural, una brocha, una lija y lana de acero.

Aplicamos la capa de imprimación

Luego de reunir todos nuestros materiales, añadiremos un poco de agua en el recipiente de cristal y agregamos pega blanca para madera; la cantidad de agua y pega debe ser proporcional al tamaño de la superficie que deseas imprimar; removemos la mezcla y poco a poco vamos agregando pega o agua hasta que adquiera la textura de la pintura.

Una vez lista nuestra agua-cola aplicamos cuidadosamente una capa bien extendida sobre la madera que queremos pintar y la dejamos secar; luego lijamos la superficie con una lija de esponja para retirar impurezas de la pega y así obtener una superficie homogénea, finalmente pulimos la superficie con la lana de acero y nuestra madera estará lista para pintar sobre ella, de forma segura, y permitiendo que la pintura se adhiera de forma sencilla.

Tomar en cuenta la imprimación de madera es realmente importante si quieres restaurar alguno de tus muebles antiguos, o darle vida nuevamente a alguna mesa de café; si sigues estos paso tus trabajos de madera tendrán un mejor acabado y perdurarán en el tiempo.

  1. […] se debe aplicar una capa de imprimación para que al pintar se adhiera bien la pintura. Se espera más o menos dos horas para que se seque y […]

Restablecer la contraseña