4 sencillos consejos de mantenimiento de muebles

Cuando se compra un mueble conlleva un alto desembolso, ya que lo compras con la intención de conservarlo muchos años. Pasados los años el mueble sufre deterioro y daños. Entonces pensamos que lo mejor puede ser tirarlo a la basura. ¿Pero por qué tirarlo cuando con un pequeño mantenimiento puedes extender su vida?

El llevar a cabo este mantenimiento puede parecer un trabajo tedioso, pero en realidad es un proyecto de fin de semana o de día lluvioso perfecto. Con unos simples consejos, te ayudaremos a proteger tus muebles, garantizando así una mayor duración.

Limpieza regular mediante aspirado

Cuando se trata de muebles tapizados, uno de los consejos más sencillos de mantenimiento de muebles es simplemente darle una buena limpieza. En la práctica, lo mejor es aspirar sofás una vez a la semana. Pero, ¿quién tiene tiempo para eso? En serio, al menos intente hacerlo una vez cada dos semanas, o incluso una vez al mes. Sugerimos esto porque cada vez que te sientas en ese cojín, estás empujando la suciedad más hacia la superficie, lo que hace que sea más difícil recuperarla con solo un vacío normal.

Aplicación de protección

Es útil aplicar protección a un mueble incluso si no tiene hijos o mascotas. Al proteger tus muebles te ahorrarás incidentes desagradables como dejar caer una bebida al sofá o manchar una parte del mueble con sangre. Manchas como las de vino o sangre son muy difíciles de retirar, por lo que si no se ha aplicado una protección, será muy difícil no tener una mancha roja permanente. Por el otro lado, si tomó las precauciones adecuadas y aplicó un protector anti manchas a la pieza, no tendrá que preocuparse tanto.

A veces, los sofás o los muebles tapizados se tratan con un protector contra las manchas durante el proceso de fabricación. Si este es el caso, ¡estás de suerte! Generalmente, las telas pre-tratadas vienen con una garantía de varios años. Estas garantías cubrirán la gran mayoría de las manchas (bebidas, alimentos, sangre, etc.) pero a veces no cubrirán cosas como la orina de mascotas o el esmalte de uñas.

Por supuesto, siempre podemos sugerir restringir el consumo de alimentos y bebidas a otros muebles, como la mesa del comedor o de la cocina. Pero la realidad es a la mayoría de las personas les gusta comer mientras disfrutan viendo sus programas favoritos, ¡y nos relacionamos absolutamente con eso! Sin embargo, antes de disfrutar, asegúrese de verificar cualquier garantía de fabricación, aplique un protector de manchas por su cuenta o solicite a un servicio profesional que aplique un tratamiento de grado comercial.

Arreglar el tablero

Si un gabinete o estantería parece inclinado o irregular, este es un consejo bastante fácil para no solo arreglar la situación, sino también extender en gran medida la vida de su mueble. En algunos casos, simplemente arreglar un tablero separado traerá un gabinete a su posición vertical una vez más. Para hacerlo, vuelva a colocar la misma placa, o una nueva, con clavos o tornillos.

Ten siempre disponible pegamento para madera

Un caso muy común es las pequeñas reparaciones en las sillas. Esto se debe a que es uno de los muebles que más uso le damos puesto que nos sentamos todos los días en ellas. Las sillas tambaleantes pueden ser molestas e inseguras. Pero hay una solución simple que evitará que gaste dinero en un juego de sillas completamente nuevo.

Cuando la junta de una silla está suelta, es porque el pegamento para muebles (cola) comienza a levantarse de esa pierna de la silla en particular. Para solucionarlo, simplemente hay que posicionar la silla boca abajo y aplicar una mezcla de agua y vinagre al pegamento. Asegúrese de que la pata todavía se ajusta cómodamente en la articulación. Si no es así, pega un trocito de algodón en el interior de la articulación para ayudar a crear un espacio más seguro. Luego, vuelva a aplicar pegamento y use un sujetador para mantenerla en su lugar mientras se seca.

Si alguna vez no está seguro de cómo abordar un proyecto de restauración de muebles, siempre asegúrese de contactar a un restaurador profesional certificado que podrá guiarlo en la dirección correcta.